Contra el silencio y el olvido: solidaridad con Ayotzinapa desde Francia

El 29 de enero pasado, la asociación cultural latinoamericana Entre Comillas organizó en Saint-Étienne (Francia) un evento mezclando música, foto, poesía y sensibilización al caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, en cooperación con Amnistía Internacional.

Artículo inicialmente publicado en Somos Mass 99

El Remue-Méninges es un lugar bastante atípico de la ciudad. Este “Café Lectura” gestionado por cuatro empleados y decenas de voluntarios acaba de cumplir sus siete años de existencia. Además de su programación puntual (conciertos, lecturas…) propone actividades regulares: tango, lengua de los signos, cuentos, arpitano y occitano (las dos lenguas regionales), antena local de Amnistía Internacional, entre otras. Aquí se encuentran personas de todas las edades y condiciones, para pasar un momento charlando, leyendo uno de los numerosos libros o periódicos a disposición o jugando al ajedrez o a las cartas.

A pesar de la lluvia y el frío, muchas personas han venido. Desde hace unas semanas, las paredes del local acogen la exposición fotográfica de Luis Yanjari, “Cuba hoy”. Exiliado chileno, es uno de los fundadores de la asociación Entre Comillas, cuyo objetivo principal es la difusión de la cultura latinoamericana. También es cantante y guitarrista del grupo Caleuche, que interpreta canciones de todo el continente, con flautas, cuatro, guitarras, saxófono, percusiones… Y muchos acentos.

Junto a las fotografías, unos carteles recuerdan el tema del evento: la desaparición forzada de los 43 normalistas de Iguala. “Tenemos un segundo objetivo: nos damos la obligación de hablar de la actualidad en América Latina. Y tenemos la obligación moral de hablar de lo que está pasando en México”, explica Luis Yanjari en introducción. “Compartimos este evento con Amnistía Internacional que trabaja desde hace años para la justicia, especialmente en América Latina.”

Entre Comillas 05

Elsa Vásquez, narradora chilena, toma la palabra para explicar de qué se trata a los presentes, que en buena medida desconocen el asunto. Se oye reacciones como “¿Pero qué es esta locura?” o “¡Qué horror!” “En general con la prensa francesa, y no solo francesa, nos resulta bastante difícil saber lo que ocurre. Lo que ocurre realmente”, destaca. En la mesa baja a su lado, entre documentos de Amnistía Internacional, 43 velas han sido encendidas. Y lo seguirán hasta el final del acto. Muchas personas quedan atónitas cuando explica por qué y cómo fueron secuestrados. Aquí es casi inconcebible imaginar responsables políticos organizar un crimen así con la complicidad de la policía y de grupos criminales. Elsa Vásquez añade que podría hablar mucho más sobre el tema “porque el expediente es grueso”.

Sigue leyendo la traducción del poema de Marcela Ibarra Mateos originalmente publicado en La Jornada de Oriente, “Mamá, si desaparezco, ¿adónde voy?”, que provoca silencio y aún más emoción en la asistencia. Por fin, antes de leer unos poemas de Pablo Neruda, deja la palabra a Denise Fayolle, de Amnistía Internacional, para que explique el contexto político actual de México, la corrupción, la impunidad y las violaciones permanentes a los derechos humanos. La cifra de 22 000 personas desaparecidas desde 2008 termina por dejar al público sin voz. “Son demasiadas emociones para mí”, confiesa alguien que espera el concierto de Caleuche para escuchar canciones de Chile, México, Venezuela, Cuba o Bolivia.

Entre Comillas 01

El grupo Caleuche

“El silencio y el olvido son cómplices”

Luis Yanjari, Elsa Vásquez y Vivian Paneque son los impulsores de la asociación latinoamericana Entre Comillas (Saint-Étienne, Francia). Nos hablaron del evento que organizaron el 29 de enero, de sus actividades, del golpe de Estado y la dictadura en Chile y de su emoción ante la desaparición de los 43 normalistas de Iguala.

¿Cuándo nació la asociación Entre Comillas?

L.Y. Es muy reciente. Nació en 2014 y su objectivo es la difusión de la cultuta latinoamericana. En la asociación hay chilenos, cubanos, venezolanos, franceses…

V.P. Pero siempre organizamos eventos “políticos”. Comenzamos cuando estábamos en Cuba el verano pasado. Las personas del Comité Internacional por la Liberación de los Cinco nos confiaron la misión de difundir en Francia esta historia para enviar cartas a Obama. Nos dieron postales para pedir la liberación de los cinco presos cubanos y las hacíamos firmar en las actividades de la asociación. Hicimos cuatro o cinco actividades y el día de su liberación fuimos encantados. Los chilenos dijeron: “Es la primera vez que militamos por algo y tenemos un resultado”.

L.Y. Y no hay muertos.

V.P. Por eso dijimos: “En adelante, siempre mezclaremos las actividades culturales con la actualidad política y solidaria”. Esta vez hemos elegido México y vamos a seguir.

E.V. De toda manera las causas no faltan en América Latina. Siempre tendremos trabajo.

L.Y. Y estamos muy emocionados por los 43 jóvenes que fueron masacrados. Desde ayer, están oficialmente muertos. Y lo malo es que todo va a pararse, la investigación y todo.

V.P. Vamos a organizar, en mayo o junio, “Un día en México”. En Lyon hay una asociación de danza, Mayahuel, con la cual compartimos una actividad para el día de los muertos. Vamos a organizar un evento con cocina, danza y actualidad.

Entre Comillas 02

Luis Yanjari y las fotos de « Cuba Hoy »

Hoy han organizado este evento en cooperación con Amnistía Internacional. ¿Es la primera vez?

L.Y. Amnistía Internacional trabajó mucho en Chile durante la dictadura, nos ayudaron mucho, salieron muchas personas de las cárceles. Y yo quería realmente compartir este momento con ellos. Tienen una actividad aquí, entonces tenían que estar asociados a esta actividad. Aceptaron de inmediato.

V.P. También nos pidieron si queríamos trabajar con ellos para América Latina y vamos a hacerlo con mucho gusto.

E.V. Es muy importante para nosotros porque somos supervivientes de todo eso.

¿Cómo organizan sus eventos?

L.Y. Esta asociación nació naturalmente. Nos reunimos, dijimos: “Tenemos que hacer eso” y lo hicimos. “¿Por qué no hacemos un homenaje a Pablo Neruda?” Y los tres hicimos el homenaje.

V.P. Lo interesante es que no ensayamos, todo está improvisado. Elsa es la reina de la improvisación.

L.Y. Elegimos el camino y vamos. Esta asociación es bastante informal. Nos reunimos entre amigos, nos damos una idea, la desarrollamos, la difundimos y la realizamos. Por ejemplo, este evento lo inventamos los tres. La idea de hacer una acción para los 43 normalistas fue de los tres. Hago participar Caleuche porque formo parte del grupo, es lógico. Es bastante informal pero funciona.

V.P. Pero el mensaje ha sido entendido. Pienso que la gente ha quedado emocionada. Al principio se preguntaban porque había velas.

Improvisación después del concierto

Improvisación después del concierto

Me dijeron que el apoyo a los normalistas era una evidencia. Incluso hablaron de “obligación moral”.

L.Y. Esta situación es insoportable para nosotros. Yo lo viví como estudiante en Chile. Fuimos víctimas de una represión terrible, solamente porque queríamos hacer cosas tan sencillas como crear un sindicato estudiante, crear un periódico, crear un muro para expresarnos, para escribir poesía. Fue una verdadera lucha. Coger una guitarra o un charango era prohibido. Entonces para nosotros, cuando 43 niños (porque para mí son niños) desaparecen así, cuando un gobierno “democrático” se permite hacer eso, cuando la comunidad internacional no hace casi nada, para nosotros es un escándalo. Por eso queremos dar a conocer este caso. Porque el silencio y el olvido son cómplices.

E.V. La indiferencia, y creo que es lo peor. Eso lo vivimos tanto en Chile. Tengo amigos que todavía hoy están desaparecidos. ¿Cómo uno puede desaparecer? La primera vez que volví a Chile, cuando tuve la autorización, visité a la familia de uno de mis compañeros. Su madre tenía un sitio para su hijo en la mesa. Nos enseñó las cosas que le había comprado: “Habrá adelgazado”. Dejaba la puerta abierta: “Va a llegar esta noche”. Todo eso lo vivió un pueblo entero. En Chile no hay una familia que no sufrió eso.

L.Y. No podemos dejar pasar esto. Estamos todos muy afectados. Y vamos a seguir a menear las cosas hasta que se haga la luz, que se haga justicia. Es una cuestión de justicia. Son jóvenes que solo querían formarse para enseñar a niños. Vamos a seguir por todos los medios a nuestro alcance. Yo difundí la información en mi red personal, entre chilenos, venezolanos, franceses… El olvido no debe imponerse. Para mí aún están vivos.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s